Oscar Tusquets Blanca

Nacido en Barcelona en 1941, con el nombre escrito sin acento y acompañado de los dos apellidos, como a él le gusta, suele presentarse públicamente como arquitecto por formación, diseñador por adaptación, pintor por vocación y escritor por deseo de ganar amigos, el prototipo del artista integral que la especialización del mundo moderno ha llevado progresivamente a la extinción. Se graduó como arquitecto en 1965 en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona. Fue miembro del Studi Per, junto con Pep Bonet, Cristian Cirici, Lluís Clotet y Mireia Riera, con quienes en 1972 emprendió también la aventura de Bd, donde se inició como diseñador de muebles y objetos, actividad que le ha valido el Premio Nacional de Diseño y tener algunas de sus piezas en las colecciones de importantes museos como el MoMA de Nueva York o el Centre George Pompidou de París. En 1980 participó en la ampliación de la Facultad de Medicina de Barcelona y dos años más tarde en la remodelación del Palacio de la Música Catalana. También participó en diversos proyectos urbanísticos como la remodelación de la zona del Convent dels Àngels o la construcción de la Villa Olímpica, ambos proyectos en la capital catalana. Es también diseñador gráfico e industrial. En 1987 se asoció al arquitecto Carlos Díaz con el que realizó proyectos en diversos países como Japón o Alemania. Por el conjunto de su trayectoria profesional ha sido distinguido con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, la insignia de Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres y la Creu de Sant Jordi. En 1994 se reveló como ensayista con su libro Más que discutible (Tusquets Editores); le siguieron Todo es comparable, Dios lo ve y Contra la desnudez (los tres títulos para Editorial Anagrama). Es también autor de Dalí y otros amigos (RqueR Editorial).