Communita
Communicado 43
sala de juegos

Diseñar una sala de juegos implica tener claro el objetivo, ya sea para recreación, como en los espacios residenciales, o para dar funcionalidad a espacios corporativos, como ludotecas, oficinas, restaurantes, bares y zonas lúdicas en hoteles. En los proyectos de interiorismo residencial, la estética del diseño se prioriza, ya que se busca crear ambientes de descanso, en donde la familia e invitados puedan disfrutar de momentos relajantes y divertidos sin salir de casa. Por otra parte, los proyectos corporativos buscan ofrecer la mayor operatividad posible a un espacio. Lo que no significa excluir la combinación de funcionalidad y ornamentación que, en primer medida, es la principal tarea del diseñador de interiores.

Crear la sala de juegos perfecta, depende de algunos aspectos que se deben tener en mente, como la luz natural en el espacio que se busca diseñar, la estructura arquitectónica del mismo y el tipo de mobiliario, que es de suma importancia para lograr los objetivos deseados. Lo común es que las salas de juego se encuentren en espacios interiores, sin embargo, existen proyectos en los que se desea que estas áreas estén en el exterior. En estos casos, se deben elegir muebles resistentes a la intemperie y a todo lo que conlleva ese tipo de espacio, como la exposición al sol, lluvia, polvo, etc.

Existen distintos estilos y clases de muebles que no pueden faltar en una sala de juegos, sin embargo, algunos de los más solicitados por ser aptos para casi todas las edades, son: futbolitos y mesas de billar, en primer instancia, mesas de ping pong y bares. Los futbolitos de mesa ofrecen una solución perfecta para proyectos tanto residenciales como corporativos porque no requieren de un espacio demasiado grande y su mantenimiento es casi nulo.

Rafael Rodríguez, diseñador industrial de profesión, posee una virtud innata que le permite diseñar productos con un gran valor estético. Gracias a esto, y la experiencia ganada tras los años de arduo trabajo en el taller familiar de matricería, es que ha podido diseñar productos de una elegancia sin precedentes, entre los que destacan los futbolitos y mesas de ping pong, mismos que comparten dos de las características más apreciadas en el interiorismo: buen diseño y funcionalidad, lo que permite que sean utilizados tanto en proyectos residenciales como en corporativos.

AMBIENTES -