Fusionar con el entorno en Valle de Bravo

Las personas pasamos la mayor parte del tiempo dentro de inmuebles. Habitamos tales espacios a manera de vivienda, lugar de trabajo, educación, entre otros. Por esta razón es importante señalar que la calidad interior de los ambientes tiene una relación directa con el bienestar. Muchos factores pueden ser cruciales para lograr ambientes más saludables, uno de ellos es la iluminación.

El control de iluminación es una parte fundamental de la planeación de proyectos arquitectónicos, esto de acuerdo con el estudio “Prácticas y perspectivas del control de iluminación en México”, elaborado por la consultora Kantar y Lutron Electronics.

El estudio recaba los puntos de vista de expertos en arquitectura, diseño de interiores y diseño de iluminación, y aunque las respuestas fueron tan variadas como los perfiles de los entrevistados, la mayoría de ellos coincidieron en la relevancia de llevar las conversaciones sobre el control de iluminación a un primer plano, resaltando los beneficios que una buena iluminación tiene en el bienestar humano.

De acuerdo con las perspectivas de los especialistas, se identificó que las tendencias de iluminación giran en torno a tres áreas principales:

Tecnología, haciendo énfasis en automatización y domótica, así como en la eficiencia energética en favor del cuidado del medio ambiente. Buscan apostar por una tecnología que sea cada vez más accesible, sencilla y homologada.

Minimalismo, no solo en términos estéticos sino de simplificar y hacer más con menos, es decir no “sobrediseñar”. Los expertos entrevistados han hecho énfasis en elaborar “diseños cuya estética perdure en el tiempo sin pasar de moda”.

Bienestar humano, resaltando aquellos elementos en la arquitectura enfocados en la salud y el bienestar de las personas, sobre todo tomando en cuenta las medidas de confinamiento tomadas en el último año.

Por otro lado, los expertos resaltaron su intención de incluir el control de iluminación en sus proyectos, aunque no siempre logran incorporarla. Esto debido a que la apertura al control depende del tipo de proyecto, presupuesto y perfil del cliente; existen proyectos que por su naturaleza muestran más apertura a los sistemas de control.

En el caso del mercado residencial, los entrevistados estuvieron de acuerdo con que uno de los factores que puede influir en la aceptación o no de un proyecto es el grado de resistencia a la tecnología de los tomadores de decisiones. Desde su perspectiva, el control de iluminación tiene como principales ventajas la facilidad para el usuario, maximizar la eficiencia de recursos y exaltar la arquitectura.

Fuente: inmobiliare.com

COMPARTIR:

Compartir: