Integración natural y urbana en São Paulo

El equipo de arquitectura franco-brasileño TRIPTYQUE presenta su más reciente edificio residencial, llamado Onze22. Este edificio se erige en el tradicional esquema de torres, pero se diferencia al superponer láminas suspendidas que se entrelazan con paredes de vidrio, enmarcando el panorama urbano desde todas las direcciones. Onze22 busca lograr una total continuidad entre el interior y el exterior. Su diseño invita a los habitantes a interactuar con la ciudad de manera distinta: aquí, las vistas contribuyen a la configuración de los espacios, como si fueran parte integral de la decoración.

La fachada transparente del inmueble permite que la luz natural ilumine los interiores de los estudios y apartamentos. Una terraza techada los circunda en su totalidad, ampliando las áreas y asegurando resguardo ante la intensidad del sol. La estructura está ubicada en la dirección Rua Agissê 287, próxima a una extensa plaza con árboles, y manifiesta el activismo de la firma de arquitectura franco-brasileña en promover una nueva relación entre la naturaleza y el entorno urbano.

El diseño de paisaje, a cargo de Rodrigo Oliveira, extiende la rica vegetación de la plaza cercana al terreno, logrando una transición fluida. Este jardín tropical rodea las áreas compartidas del edificio, también completamente acristaladas, en una estructura sin cercas. La singular geometría de este edificio dificulta distinguir entre su fachada y su parte trasera, ya que todos sus lados funcionan como fachadas. Los niveles inferiores se orientan hacia la plaza, mientras que, desde los niveles superiores, el barrio se presenta en un panorama abierto, brindando asombrosas vistas del entorno circundante.

Fuente: arquine.com

COMPARTIR:

Compartir: