Pabellón de la Biodiversidad en la UNAM

El Pabellón Nacional de la Biodiversidad constituye un espacio recién establecido en la UNAM, ubicado en el corredor cultural de Ciudad Universitaria. El desarrollo surge con el propósito de expandir y preservar el acervo del Instituto de Biología, además de establecer laboratorios especializados para la investigación científica de la colección de especies fallecidas más extensa en Latinoamérica.

El proyecto se aborda desde diversas perspectivas retóricas. Desde un enfoque conceptual, el diseño arquitectónico plantea un patrón radial que emerge de la interpretación del árbol de la vida y la noción de la interconexión entre todos los organismos vivos. Las escaleras, localizadas en el centro del edificio, simbolizan la estructura de doble hélice del ADN, la molécula que alberga la información genética de todas las formas de vida y que da origen a cada una de las especies presentes en el planeta.

Desde una perspectiva arquitectónica, la escalera situada en el corazón del edificio es el componente que enlaza los diversos ambientes presentes en el pabellón. A partir de esta escalera se despliegan los caminos que conducen a las áreas de exposición, el archivo y los laboratorios, dando forma a una distribución radial que simboliza las incontables posibilidades de la biodiversidad. En lo referente a los materiales, la fachada elaborada con cristal y aluminio, así como el zócalo construido con piedra autóctona, establecen una conexión directa con el entorno local.

Con una superficie edificada que supera los once mil metros cuadrados, el pabellón comprende salas de exposición y multimedia, una biblioteca digital, oficinas, espacio de almacenamiento y laboratorios. Todos estos componentes se encuentran dispuestos en tres niveles de manera radial.

El Pabellón Nacional de la Biodiversidad constituye un espacio recién establecido en la UNAM, ubicado en el corredor cultural de Ciudad Universitaria. El desarrollo surge con el propósito de expandir y preservar el acervo del Instituto de Biología, además de establecer laboratorios especializados para la investigación científica de la colección de especies fallecidas más extensa en Latinoamérica.

La combinación de áreas en cada nivel posibilita generar una conexión entre los individuos que utilizan el edificio de manera temporal y aquellos que lo usan de manera permanente. La disposición circular del piso se empleó con dos propósitos principales: primero, unificar todos los espacios a través de un único núcleo vertical, y segundo, proporcionar vistas panorámicas completas de 360 grados del entorno natural gracias a una fachada que se abre y cierra en forma de onda, adaptándose a las demandas específicas del programa.

La esencia del proyecto radica en la convergencia de los ámbitos públicos y privados, permitiendo que los visitantes ocasionales interactúen tanto con las exhibiciones como con el entorno, generando así una curiosidad acerca de todo lo que subyace en la investigación y preservación de las especies.

Fuente: archdaily.mx

COMPARTIR:

Compartir: